jueves, 9 de enero de 2014

HISTORIA DE UN INCRÉDULO EN LA CLÍNICA LUIS BAÑOS


Guillermo Orozco Díaz, neurólogo nos cuenta su experiencia en la clínica Luis Baños.
Un día amanece y un dolor en la pierna izquierda me paraliza y provoca ingreso cerca de un mes, el dolor solo cedía con Fentanilo, droga 150 veces mas fuerte a la Morfina, aun así no podía dormir por el dolor y parestesias (calambres, hormigueo, adormecimiento) en la pierna que es tratado por anestesista bloqueando el nervio ciático, hay que sumar los analgésicos comunes y antiinflamatorios  administrado por vía intravenosa así como la potente y bien conocida Lyrica por vía oral, la debilidad muscular en la pierna era otro problema asociado a mi cuadro clínico.
Los estudios realizados demuestran tres hernias discales y una de ella comprimía la raíz posterior L4, reafirmado todo por un electromiograma que demostraba Hernia discal con compresión de raíz en fase aguda, todo esto provoca en mi mente de médico Neurólogo gran preocupación y se inicia un conflicto mental sobre mi patología donde quizás la única solución era la intervención quirúrgica con todos los riesgos que conlleva y las limitaciones postquirúrgicas de la misma.
Entre dolores, debilidad muscular y parestesias, me visita una gran amiga y compañera enfermera del 061 de Málaga, y ella Esthercita, me recomienda una clínica en Jaén donde tratan mi problema y al decirme que Luis miraba los estudios, me examinaba y me decía si podía o no solucionar mi problema me animó a desplazarme 2 horas en coche desde Málaga a Jaén, lleno de dolores, desanimo, incertidumbre e incredulidad para ver que pasaba, no me creía mucho que fuera a solucionar mi problema pero había que probar cualquier cosa antes de entrar a un quirófano.

Primera consulta con Don Luis Baños:
Una simpática fisioterapeuta toma todos mis datos y escribe todos los estudios, seguidamente entra  Don Luis con educación exquisita, gran amabilidad, ágil y rápido como un guepardo, con movimientos felinos mirada inteligente y emanando seguridad absoluta por todos su cuerpo, mira y observa todo detenidamente y me realiza un examen y acto seguido sin mas me dice tienes solución en 4 sesiones, o sea, en un mes estas bien, no me lo podía creer y le pregunto, seguro? y me dice, te lo prometo, te lo juro, el había visto en mi la incredulidad y la duda reflejada en mi mirada, pues digo, manos a la obra. Fueron unos 30 o 40 minutos de tirones, crujidos, estiramientos, pinchazos eléctricos, masajes, abrazos y no se cuantas cosas mas, pero al terminar me dijo siéntate y al sentarme me sentía ya mucho mejor, en el transcurso de aquella batalla de un Profesional contra mi hernia discal, le dice a Bea escribe que la raíz  ya está liberada, en mi fuero interno me dije, imposible como va a lograrlo?, me dice tienes el Psoas muy contracturado y me pincha en la ingle, me llega allá directo al Tálamo con aquel pinchazo eléctrico sumado a todos los de la espalda y gluteos, pero estaba entregado en pos de mi curación, seguidamente dice Láser y allí fui y una amable y educada Fisioterapeuta me explica y me da Láser, salí de esa primera batalla ileso, mejorado en un 30% sin dolor, pero aun quedaba el miedo a recaer, era otro, pude levantarme del coche y pagar el combustible en la caja de la gasolinera, definitivamente estaba mucho mejor,estaba mas alegre y menos preocupado por primera vez en todo la enfermedad estaba feliz por la mejoría. 
Segunda consulta con Don Luis Baños:
Mejoría 50%
Se repite la misma batalla antes descrita con mas o menos pinchazos y la comprobación de que la raíz estaba liberada, y a todo lo anterior se suma la Mesoterapia, a ella voy con dudas y Ana me da Láser y después inicia la Mesoterapia me dan cientos de pinchacitos subcutáneos algunos duelen otros no, los que cogen el receptor del dolor el nervio libre duele, los otros no, pero como hay muchos receptores hay muchos dolores, pero funciona, yo me decía tendré que vivir con parestesias pero para mi asombro, y con el pronóstico de Luis en tres días estarás mejor, desaparecieron totalmente, ¡bendita Mesoterapia! y todo lo que hacen allí. 
Tercera consulta con Don Luis Baños:
Mejoría 93%
Sin incredulidad, se hacen todos las cosas igualmente y continuo sintiéndome bien y con gran confianza, había solucionado mi enfermedad. 
Cuarta consulta con Don Luis Baños:
Mejoría 99% solo me queda ligera debilidad muscular.
Me doy de alta y me reincorporo al trabajo como Don Luis me había prometido y jurado. Gracias Luis y gracias a su equipo que tanto ha hecho por mi, creo en vosotros y mucho. Muchas Gracias. 

Guillermo Orozco Díaz


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar