miércoles, 3 de febrero de 2016

NUESTRO PACIENTE ANDRÉS DE ALMERÍA NOS CUENTA SU CASO.

Hola a todos, mi nombre es Andrés y soy de Almería. Quería contaros mi experiencia como paciente de la Clínica Luis Baños. Yo padecía desde muchos años dolor cervical. En mi trabajo tengo que manejar muchos pesos y conducir constantemente. En 2014 mi dolor fue progresivamente aumentando y bajando hacia mis brazos sobre todo al izquierdo. Se agudizaba mucho en los codos, hasta llegar a ser insoportable. Cada vez me encontraba más limitado para realizar las tareas de la vida diaria, mi trabajo me suponía un esfuerzo brutal poder desempeñarlo y siempre tomando gran medicación que no me aliviaba por completo en absoluto. Conducir para mí se hizo muy difícil, a veces imposible. Tampoco conseguía descansar. Para poder dormir algo tenía que coger posturas imposibles, inimaginables, poniendo los brazos totalmente extendidos, etc. Pues bien, puedo decir que desde el día que empecé a venir a la Clínica mi vida cambió. Semana a semana fui mejorando, hasta poder volver hacer mi vida normal, desempeñando mi trabajo prácticamente con normalidad. Bajó mi dolor del cuello y del hombro y después de brazo. No sé qué hubiera hecho de haber continuado así. Ya vengo a la clínica ocasionalmente porque sé que necesito un empuje de vez en cuando y no quiero ni pensar volver a pasar por el calvario que antes os contaba. Por tanto os puedo decir que estoy muy satisfecho por mi recuperación, en mi caso tan compleja, y animo a quienes padezcan algo parecido o cualquier otra dolencia porque seguro que será muy útil para vosotros.

jueves, 7 de enero de 2016

Periostitis Tibial


La periostitis tibial es una lesión muy común entre los corredores, como su nombre indica la inflamación del periostio, que es la membrana que recubre el hueso de la tibia, formado por dos capas: la externa, compuesta por tejido conectivo concentrado de tejido vascular, fibroso y resistente, encargado de nutrir y dar sensibilidad al hueso; y una segunda interna, encargada de renovar la estructura ósea.
Aunque es más frecuente entre los corredores de fondo o largas distancias, también puede darse entre la población que practica running en circuitos urbanos, parques o caminos agrarios.
Los factores que provocan la inflamación del periostio son variados, sobreentrenamiento, zapatillas desgastadas, cambio de terreno sobre los que se realiza la actividad física, una mala técnica de carrera, defectos biomecánicos, escasa o nula preparación física del individuo.
En la clínica de Luis Baños hemos desarrollado un tratamiento mediante el cual conseguimos bajar rápidamente la irritación del periostio y además para evitar recaídas realizamos un estudio biomecánico de la carrera a través del cual se hace un análisis completo y detallado para mejorar tanto la técnica como el rendimiento.

La Metatarsalgia


La metatarsalgia es una lesión frecuente que afecta a la parte delantera del pie en la zona plantar, en las cabezas de los metatarsianos, dando lugar a un dolor significativo. Las cabezas de los metatarsianos son el lugar en el que estos se articulan con las falanges de los dedos y la zona de apoyo principal de la zona anterior del pie. Por tanto recibe importantes y constantes cargas especialmente al final de la pisada cuando despedimos el pie del suelo. Este aumento de presión repetitiva a este nivel produce dolor e inflamación, que se acentúa al caminar o correr.
Las causas más comunes son el calzado inadecuado (exceso de tacón, suela dura o estrecha, punta estrecha), deformidades de los dedos, morfología del pie, sobrepeso, etc.
En Clínica Luis Baños contamos con los medios necesarios para tratar esta lesión con resultados rápidos y exitosos. La intervención se hará de forma integral partiendo del análisis de qué factores pueden ser los causantes que desencadenan la patología en cada caso y realizar el tratamiento más completo con la ayuda de nuestra tecnología de última generación.

lunes, 30 de noviembre de 2015

¿Estás en tratamiento con ortodoncia?



El cuidado de la Articulación Temporomandibular (ATM) es sumamente importante en el tratamiento con ortodoncia. El cuidado dental y una sonrisa perfecta no son solo fruto de lo que se ve. La ATM es una articulación muy compleja, ya que debe sincronizar y armonizar los movimientos bucales con dos articulaciones que deben trabajar de manera sinérgica y perfecta. Ha de tenerse en cuenta en todo tratamiento con ortodoncia desde antes del inicio.
Jamás se debe perder de vista la relación céntrica que debe guardar en reposo la ATM de manera bilateral con especial cuidado al inicio de un tratamiento de ortodoncia, ya que es incontable el número de personas que tienen una disfunción temporomandibular y no lo saben. El paciente sabe que a veces le cruje, que se le queda “pillada”, limitación de apertura bucal, amanecer con mucha tensión en la zona masticadora y en sienes, cefalea matutina, dificultades para masticar ciertos alimentos sólidos, y otros síntomas, artropatías, etc.
Por desgracia algunas disfunciones no dan síntomas hasta que hay una patología más severa. Por eso en Clínica Luis Baños recomendamos un trabajo integral que englobe el tratamiento con ortodoncia y la osteopatía. Conseguiremos una óptima función craneomandibular de partida y realizaremos un seguimiento que nos ayudará a estar seguros que el camino que andamos es perfecto. No lo dudes y consulta a nuestro especialista.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Tratamiento de las cicatrices.


En ocasiones, tras una intervención quirúrgica la cicatriz puede quedar tensa, con fibrosis, dando lugar a un queloide (crecimiento exagerado del tejido) o cicatriz hipertrófica (gruesa y abultada). Este tipo de cicatrices son el resultado de una proliferación benigna del tejido fibroso, normalmente producidas por una respuesta exagerada del tejido a un traumatismo o una intervención. 
Esto produce principalmente retracción, limitación de movilidad, dolor e implicaciones estéticas.
En Clínica Luis Baños tratamos estas lesiones con técnicas manuales, fisioterapia y tratamiento miofascial. Además contamos con tecnologías especialmente indicadas en el tratamiento de adherencias, como es el caso de LPG y el Activador Biológico Digital (ABD biotronic), que ayudan a dar elasticidad y flexibilidad al tejido de forma muy eficaz.

¿Portabebés o carrito?


Es una gran duda para los padres el cómo portar a nuestros bebés. Los últimos estudios revelan que es mucho más aconsejable el portabebés ya que aseguran que lloran menos, descansan mejor, facilita el desarrollo psicomotor, beneficia la lactancia y fortalece los vínculos emocionales.
El hecho de utilizar el portabebés previene las luxaciones congénitas de cadera o displasia de algunos bebés ya que respeta la fisiología de los miembros inferiores en flexión y abducción y su columna vertebral en ligera flexión. Además evita la plagiocefalia, una patología que sufre uno de cada 10 niños. Favorece la estimulación visual, auditiva, perceptiva y facilita el aprendizaje verbal. Favorece el fortalecimiento de la musculatura.
Aconsejan que el adulto lo lleve a la altura del pecho, y que el portabebés respete la posición natural del bebé (rana), lleve buenas sujeciones para la cabeza si el bebé va erguido y es menor de 6 meses, y que esté homologado.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

La iontoforesis para el tratamiento de la hipersudoración.


Es un procedimiento en el cual mediante la inmersión en agua o con el uso de electrodos humedecidos proporcionamos una corriente continua aplicada sobre las áreas de mayor sudoración del cuerpo. Es usada principalmente para el tratamiento de la sudoración en manos, pies y axilas. El objetivo principal de la Iontoforesis es regular la sudoración excesiva hasta alcanzar unos niveles normales de transpiración. 
La sudoración excesiva de manos, pies y axilas puede ser regulada satisfactoriamente en la mayoría de los casos gracias a la Iontoforesis, el tratamiento es totalmente personalizable tanto en duración como intensidad para casa usuario.
Inicialmente, debes llevar a cabo sesiones de 10 a 15 minutos por día por un tiempo aproximado de dos semanas. Una vez alcanzado el nivel de sudoración deseado, debe realizar una sesión de mantenimiento cada una o dos semanas.